Smart agriculture
Beatriz Onsurbe By Beatriz Onsurbe on 17 Septiembre, 2020

El Internet de las Cosas impulsa y revoluciona la agricultura

La OMS espera que la población mundial aumente en 2.000 millones de personas en los próximos 30 años, pasando de los 7.700 millones actuales a los 9.700 millones en 2050.

Este pronóstico ha hecho reconsiderar la necesidad de gestionar e incrementar los cultivos previendo que los agricultores de todo el mundo tendrán que cultivar un 70% más de alimentos en 2050 de lo que hacían hace quince años.

A pesar de la creciente incorporación de la tecnología a este sector que ha conllevado a un mayor control, incremento de producción y mejora del producto resultante, concretamente ha sido la llegada del Internet de las Cosas (IoT) la que ha supuesto un antes y un después en su digitalización. Hasta ahora, los agricultores se basaban en la experiencia para gestionar las plantaciones y su recogida, sin embargo, con la llegada del IoT, ha sido posible minimizar la problemática que suponía los grandes desplazamientos, la imprevisión meteorológica o la gestión del regadío.

El impulso de esta tecnología ha quedado establecido de facto a través del apadrinamiento de la Comisión Europea con el programa Internet of Food & Farm 2020 (IoF2020) que ha destinado 30 millones de euros con el objetivo de “hacer realidad la agricultura de precisión y dar un paso fundamental hacia una cadena de valor alimentaria más sostenible. Con la ayuda de las tecnologías de IoT, se obtienen mayores rendimientos y productos de mejor calidad. Se reducirá el uso de pesticidas y fertilizantes y se optimizará la eficiencia general. Las tecnologías de IoT también permiten una mejor trazabilidad de los alimentos, lo que conduce a una mayor seguridad alimentaria.”

Un ejemplo de ello sería las plantaciones de kiwis en Xiuwen (Guizhou, China) que han sido pioneras en la aplicación de esta tecnología a la agricultura, la Corporación Estatal de Inversión y Desarrollo ha impulsado la recabación y gestión de datos de las cooperativas agrícolas y las explotaciones familiares. Todo ello con el objetivo de ser capaces de satisfacer la creciente demanda de una población con un crecimiento exponencial. Como resultado, el Ministerio de Agricultura ahora dispone de información sobre las plantaciones de los campesinos y los almacenes.

En Nespra hemos puesto foco en la agricultura y utilizamos tecnología que permite de una forma rápida, segura y económica, impulsar la conectividad en las explotaciones agrícolas hacia modelos basados en datos, creando nuevos beneficios a las organizaciones y contribuyendo a la sostenibilidad del sector agroalimentario.

“Lo que no se mide no se puede mejorar” (Lord Kelvin). El primer paso para construir un ecosistema de datos inteligentes (big data) es tener “datos confiables y de calidad” que nos permitan tomar “buenas decisiones” y que consigan impactar positivamente en nuestra gestión. Esto es posible gracias a las redes de sensores gestionadas en el cloud con capacidad para desplegarse de forma masiva y gestionarse integramente desde un panel de control web, reduciendo los tiempos de puesta en marcha y los costes operativos de técnicos especialistas.

La solución IoT para Smart Agriculture de Nespra con sensores plug&play y plataforma de gestión integrada todo en uno, permite conectar desde uno hasta cientos de miles de sensores ubicados remotamente. Aplicable a cultivos, invernaderos, viñedos y entornos de cualquier tamaño facilitando la gestión integral de la explotación, es decir, reduciendo errores en la captura de datos, mejorando la planificación del regadío e incrementando el conocimiento sobre el comportamiento de la explotación.

La tecnología IoT faciltia el acceso rápido y seguro a la información relevante de las explotaciones para que los responsables centren su atención en lo realmente importante, garantizar la calidad de sus productos.

Si quieres obtener más información sobre sensores y aplicaciones para Smart Agriculture Solution, puedes descargarla en este link.