David Salvador By David Salvador on 20 Febrero, 2020

Smart Water: la digitalización del agua

La solución Smart Water 4.0 de Nespra le permite el uso de una solución inteligente para el agua ayudándole a optimizar los procesos, identificar y localizar mejoras en los procesos o alertar de forma predictiva posibles incidencias en las instalaciones.

La humanidad siempre ha empleado sus conocimientos, técnicas y tecnologías para preservar, captar, potabilizar o desinfectar el agua, en definitiva para tenerla accesible para todos.

Las herramientas actuales cómo los sensores, gateways y técnicas como el machine learning o el big data pueden ayudar a resolver la escasez del agua y a cambiar nuestra visión sobre este recurso.

Las autoridades y grandes corporaciones están fomentando el impulso de las smart cities como objetivo primordial en el desarrollo de las ciudades, introduciendo la tecnología en sus procedimientos para un mayor control y aprovechamiento de los recursos que disponemos, aumentando su importancia en el cambio climático y la preservación del medio ambiente.

El agua es uno de esos recursos limitados y esenciales para el apropiado desarrollo de la vida en las ciudades, pero las previsiones sobre el futuro del agua como recurso son preocupantes debido a su escasez provocado por el inevitable crecimiento demográfico de la población.

Rumbo a la digitalización del agua

Que el agua es un recurso esencial en la vida de las personas, no es una simple afirmación, sino una realidad que con el paso de los siglos cobra una mayor importancia.

La gestión del agua se caracteriza por diferentes etapas dependiendo de las necesidades y las preocupaciones de cada momento.

  • Water 1.0: nos referimos a la revolución llevada a cabo en la época romana donde su innovación les permitió canalizar el agua potable y la creación de alcantarillados en los centros de población.
  • Water 2.0: la segunda revolución en la gestión del agua se corresponde al tratamiento del agua potable para proteger a la sociedad del cólera, la fiebre tifoidea u otras enfermedades derivadas del proceso de la canalización producida en la primera revolución.
  • Water 3.0: se trata de la última revolución producida que se caracterizó por la adopción de las plantas de tratamiento de aguas residuales y la depuración de aguas de nuestras ciudades.
  • Smart Water 4.0: permite el uso de una solución inteligente para el agua ayudándole a optimizar, identificar y localizar mejoras en los procesos o alertar de forma predictiva posibles incidencias.

Smart Water como solución

La implementación de soluciones tecnológicas, en la gestión y el tratamiento, para el desarrollo de las Smart Cities se focaliza en el uso de sistemas inteligentes y tecnológicos y en el uso de los diferentes procesos en el ciclo del agua, aumentando la preocupación por el ahorro y la eficiencia en su gestión .

Las soluciones en torno a la digitalización del agua, como el Smart Water 4.0 de Nespra se centran no solo en los objetivos que engloba la gestión de las ciudades inteligentes, la salud y el bienestar, sino en mejorar el acceso a agua de mejor calidad consiguiendo un mayor ahorro en costes y reduciendo errores para las compañías implicadas en ciclo de gestión del agua (depuradoras, embotelladoras, etc.)

Este recurso fundamental para la vida en la naturaleza, lo es también para la sociedad, durante todo su ciclo, tiene efectos transversales en toda la operación económica y social y es a la vez, condición indispensable para el desarrollo integral de la sociedad.

En la época de la revolución tecnológica, dónde cada día aprendemos nuevas funcionalidades y tecnologías que nos permiten avanzar a un ritmo muy acelerado, no sólo hemos de centrarnos en el desarrollo de nuestros productos, sino también en la utilidad en la sociedad. Por eso la solución de Nespra está dirigida a contribuir no solo en los avances benéfico-sociales sino también a contribuir en el desarrollo económico de las compañías involucradas en la gestión del agua.

Smart Water es el ejemplo del poder de las nuevas tecnologías aplicadas a contribuir al bienestar y a la cada vez mejor evolución de toda la humanidad, preservando su ciclo y permitiendo a las empresas implicadas mejorar y optimizar sus procesos de producción con ahorro de costes y de reducción de errores en el tratamiento de los datos.